1

El cine los condena a ser los malvados de la película y, junto a las arañas, los murciélagos y las víboras, lideran el podio de los seres vivos con peor fama de la historia. ¿Pero qué sería de nuestro hábitat natural sin ellos? Hablamos de los tiburones, esos peces encargados de devorar a los animales muertos en el mar y de controlar otras especies para mantener en equilibrio el ecosistema.