1
Los arribazones mitigan el efecto del oleaje y evitan que la línea de la costa pierda arena de las playas su presencia, además de enriquecer la biodiversidad del medio marino y garantiza su mantenimiento.