1
Los colmillos de tiburón no solo sirven para matar, también curan. Lo han demostrado un grupo de investigadores de la Universidad de Vigo que se encuentran en la recta final de su proyecto, que busca la regeneración de huesos a partir de los dientes de los escualos.