1
A pesar de la innovadora legislación de la UE de 2010 -el Reglamento de la UE sobre la Pesca INDNR, que tiene como objetivo poner fin a la pesca ilegal-, la importación de productos pesqueros ilegales en la UE sigue siendo sorprendentemente fácil, como consecuencia directa de que los Estados miembros no tienen acceso a una base común de datos de información sobre las importaciones de productos del mar.