1

El mercado farmacéutico teme llegar a un sorprendente caso de desabastecimiento de un medicamento clave para cirugías cardiovasculares y trasplantes. Se trata de la protamina, que fabricaba casi en exclusiva un laboratorio en Japón a partir de esperma de salmón y cuyas instalaciones quedaron destruidas por el tsunami de marzo de 2011. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) afirma que puede haber desabastecimiento en el continente a final de año y busca alternativas. El laboratorio fabricante, Yuki Gosei Kogyo (YGK), sostiene que no hará falta suspender operaciones, ya que ahora pesca los salmones en otra zona y pronto solucionará el problema, además dice que tiene almacenado. En cualquier caso, las fuentes consultadas no recuerdan un caso tan extraño de efecto mariposa en el sector farmacéutico.