1

Suika es sin dudas un gato con mucha suerte. El felino de pelo corto japonés se reencontró con sus dueños tras más de tres años, cuando el tsunami arrasó con la ciudad de Ofunato, ubicada al noreste de la prefectura de Iwate, en Japón.