1

La pasada semana en las playas de Hengistbury Head en el contado de Dorset, en Gran Bretaña, un niño se tropezó con una piedra amarilla de forma curiosa, con un olor muy intenso y una textura parecida a la de la cera. Se trataba de una pieza de vomito solidificado de cachalote, que yacía abandonada en la playa entre la indiferencia de los bañistas.