1

Los bañistas de una playa cercana a Vancouver se quedaron iimpresionados cuando vieron la imagen de una enorme ballena varada tumbada en la arena. El cetáceo, que medía entre 8 y 10 metros, llegó vivo a la playa, aunque fue imposible que se mantuviera con vida.



































La tragedia se convirtió en espectáculo cuando decenas de personas se acercaron al animal para inmortalizar el momento antes de que los expertos se llevaran al animal. Según las primeras pesquisas, se trata de un ejemplar joven que podría haber muerto al enredarse con redes de pesca.