1
Es un área de barrancos y formaciones rocosas de origen volcánico en la isla Santa Cruz de Galápagos. Se llega después de recorrer un sendero desde un muelle. Y el premio de la caminata (que también incluye un tramo entre lagunas de agua salada, o cactus gigantes endémicos de las islas no menos curiosos) es llegar a una grieta entre paredes rocosas con la particularidad de que encierran una auténtica piscina natural.