1

«Se trata de una especie que, potencialmente, tiene una gran peligrosidad por su alta toxicidad». Con estas palabras, el presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), Luis Laria, advertía ayer de que es conveniente no acercarse por las playas de Otur, Sabugo y Frejulfe, cerradas desde ayer al mediodía por la llegada de auténticos enjambres de medusas de la especie acalefo luminiscente o Pelagia Noctiluca. «Es una plaga en proporciones nunca vistas», añadió Luis Laria, que ha comprobado la existencia «de grandes bancos a entre una milla y milla y media de la costa en toda la zona de entrecabos, afectando a los municipios de Valdés, Navia y Cudillero».

































Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    4 + 1 =