1
El video muestra como barcos balleneros japoneses vuelven de cazar ballenas dentro del Santuario Ballenero Austral, una zona alrededor de la Antártida donde se prohíbe la caza comercial. Al final de la grabación se ve como la flota de Sea Shepherd detiene a estas embarcaciones de pesca ilegal. Esta organización ecologista cada año realiza una campaña denunciando la actividad ilícita de los balleneros japoneses en la Antártida, donde desde 1987 cazan a estos mamíferos alegando fines científicos.



En 1946 se firmó la Convención Internacional para la Reglamentación de la Caza de Ballenas con el objetivo de promover la conservación de la especie y desarrollar la industria ballenera de manera sostenible. Pero Japón defiende que su programa está amparado por el artículo VIII de dicha Convención, que permite la caza de ballenas con fines científicos.