1
La causa del inusual movimiento en el río no era un monstruo marino, como se imaginaron muchos internautas. Las imágenes fueron registradas en el río Saint John (Florida), hogar de un sinnúmero de manatíes.