1
Voluntarios en el oeste de Australia han logrado rescatar solo a cinco de 150 ballenas piloto de aleta corta que quedaron varadas en una playa.

Las ballenas supervivientes, de hasta 5 metros y medio (16.4 pies) de largo, fueron trasladadas a aguas más profundas, pero el Controlador de Incidentes del Servicio de Parques y Vida Silvestre Jeremy Chick advirtió el sábado que las ballenas a menudo regresan a tierra firme después de eventos masivos.

Le está pidiendo al público de Hamelin Bay, al sur de Perth, que vigile por si detectan una ballena varada.

Una sexta ballena fue liberada en aguas poco profundas durante la noche, pero volvió a varar y tuvo que ser sacrificada.

Las autoridades dijeron el sábado que continuarán barriendo las playas circundantes por aire y mar. Los esfuerzos de rescate se vieron obstaculizados por las ballenas muertas en el agua, el terreno rocoso y los mares agitados.

Los cadáveres fueron retirados de la playa y las autoridades tomaron muestras de ADN en un intento de recopilar pistas sobre por qué varan las ballenas.

En 2009, más de 80 ballenas y delfines murieron en una playa en Hamelin Bay.

La mayor masa de varamientos de ballenas en Australia Occidental ocurrió en 1996 en Dunsborough. Ese año, vararon 320 ballenas piloto de aleta larga.