1
Las autoridades que investigan la desaparición del Vuelo 370 de Malaysia Airlines han estado pasando por alto más de 160 artículos que podrían pertenecer a las víctimas del misterioso accidente de aviación. Al menos, de acuerdo con Air Crash Support Group Australia, una organización no lucrativa destinada a apoyar a las familias de las personas muertas en accidentes de aviación.

La Australian Broadcasting Corporation informó el martes que un miembro del grupo, Sher Kean, dijo al programa de radio PM que han aparecido en Madagascar docenas de aspirantes a pertenencias personales, pero el gobierno de Malasia no parece estar preocupado.

"Malasia no va a ir a recogerlas", dijo Kean. "Todavía todo está sentado allí... estropéandose y a nadie le importa. Incluso hemos escrito al ministro malasio de Transporte pidiéndole entregarnos los artículos si él no está interesado en ellos, y no hemos tenido absolutamente ninguna respuesta".

El grupo, que fue establecido en 2012, dijo a la ABC que la gente en la playa Riake en Madagascar han encontrado ropa, cajas de teléfonos y carteras - todo lo cual podría "provenir del interior de la cabina", dijo Kean.

El grupo expuso su caso en detalle en su página web. Dijo que Blaine Alan Gibson, un abogado de Washington que ejecuta su propia investigación sobre el MH370, descubrió los restos cerca de donde funcionarios encontraron un fragmento del ala y más tarde declararon que es probable de fuese del Boeing 777 desaparecido.

Según el grupo, Gibson "ha tenido el cuidado de señalar que estos también pueden no tener nada que ver con los efectos personales de los pasajeros del MH370". Pero debido a que todos ellos han sido encontrados en la misma zona que el fragmento de ala, Gibson dice que "existe la posibilidad de que estos elementos puedan pertenecer a los pasajeros del MH370".

Ver fotos de los aspirantes a los efectos personales aquí .

El vuelo MH370 desapareció en 2014 con 239 personas a bordo volando de Kuala Lumpur a Pekín. Los investigadores han peinado más de 110.000 kilómetros cuadrados de fondo marino en busca de residuos y detendrán su búsqueda una vez que completan la comprobación sobre la región de 120.000 kilómetros cuadrados predeterminada, aunque el mal tiempo ha complicado sus trabajos.