1

El Hierro tuvo suerte durante las patéticas décadas de desarrollo del turismo que arrasaron nuestras costas. Sus habitantes y sus políticos decidieron cuidar su naturaleza, incluso en aquellos años sesenta o setenta en los que nadie se preocupaba por esas cosas.

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    3 + 1 =