1

La erupción submarina que ha perturbado la vida en El Hierro ha sido, sin embargo, una experiencia única para los científicos, posiblemente los que más -si no los únicos- que han disfrutado de este fenómeno, pues muchos de ellos han podido asistir y estudiar en tiempo real, por primera vez en sus carreras, el nacimiento de un volcán.