1
Lo primero que hay que hacer es lavar con suero fisiológico la zona afectada y quitar los restos del filamento (o aguijón) de la medusa que quedaron en la piel