1
27 Vistas
A simple vista parece el hipopótamo que dibujaría un niño de tres años: se desplaza bajo el agua con sus ocho extremidades como si caminara. De su boca salen dos tentáculos que usa para alimentarse y los orgánulos de su piel le permiten cambiar no solo el color de su piel, sino que esta pase de dos a tres dimensiones, cambiando su textura.
1
26 Vistas
Los niños que en el siglo XIV habitaban lo que hoy conocemos como Tailandia, tenían una “sana” diversión: mientras su padres trabajaban en los campos de arroz, los pequeños se dedicaban a juntar de pozas poco profundas y canales, unos pececillos marrones y poco agraciados a la vista, que tenían un comportamiento muy agresivo para sus congéneres. Una
Más información

¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas