1
Una buena alternativa es utilizar besugo blanco, también llamado aligote o pancho. Es una clase de besugo procedente del mar Cantábrico, cuyo sabor es potente -recuerda al sabor del salmonete - que queda delicioso para preparar esta receta tradicional.
1

Uno de los momentos cumbre es el “Juicio en el Fondo del Mar”, donde se juzga al besugo por el secuestro de una sirena