1
Los investigadores desmienten otros estudios que apuntaban a que la erupción submarina produjo una fertilización que aceleró la recuperación del ecosistema marino en la zona de la explosión.