1
La gran cantidad de estos parásitos obligó, incluso, a desalojar uno de los chiringuitos ubicados en la playa . Las lluvias de agosto provocan el brote de los insectos y vecinos y veraneantes claman contra sus picaduras