1
Los científicos identifican al oso como Protarctos abstrusus, que anteriormente solo se conocía de un diente hallado en Idaho.