1
Según la denuncia, “los delfines rosados, especie en vía de extinción, llegaban a las mallas a comer pescado, quedando atrapados y es allí donde algunos pescadores aprovechan la oportunidad para sacrificarlos y comercializar su aceite”.