1
Investigadores japoneses han desarrollado una barrera costera que se eleva automáticamente por la fuerza de las olas, capaz de frenar el impacto de grandes tsunamis sin necesidad de construir estructuras que estropeen el paisaje.