1
Más CO2 en el aire y océanos, menos O2 en el agua, más “blanqueo” coralino, aguas más ácidas, más subida en el nivel del mar.