1
Muchos productos del mar etiquetados como 'ecológicos', de hecho, tienen enormes huellas de carbono que el consumidor puede no tener en cuenta