2
El calentamiento y la acidificación de los océanos pueden afectar la fisiología de las macroalgas, produciendo cambios en su abundancia y distribución