1
Hace dos décadas, paleontólogos de la Universidad de Zaragoza encontraron un cráneo de cocodrilo marino de hace 50 millones de años. Aún permanece sin estudiar porque no ha podido extraerse de la piedra que lo envuelve.