1
La isla “bebé”, como así la llaman, emergió de las profundidades del fondo marino en el Pacífico Sur en 2015 y cuenta con apenas 200 hectáreas.