1
Los únicos europeos que han luchado contra los míticos guerreros samuráis japoneses fueron infantes de marina españoles.