1
En mares del sur, extraños remolinos oceánicos pueden llegar a medir casi 100 kilómetros y se desplazan a una velocidad mucho mayor que la habitual.