1
Los arrecifes formados por las ostras planas australianas son los que han sufrido la declinación más drástica.