1
Un nuevo proyecto comprobará si los bosques de algas podrían absorber suficiente dióxido de carbono para crear refugios de las aguas que cada vez tienen más acidez.