1
La ESA ha comenzado a emplear mediciones desde el espacio para afrontar el creciente problema de los desechos plásticos marinos, vertidos que superan los diez milones de toneladas al año.