2
Estudiantes de los institutos Santa Maria y Sa Colomina de Eivissa, de entre 15 y 16 años, descubrieron ayer que la química, la bioquímica y la informática pueden ser muy divertidas