1
El estudio también reveló algunas buenas noticias: las concentraciones de estos contaminantes han estado cayendo constantemente en los últimos 30 años