1
Los residuos plásticos marinos albergan microorganismos nocivos para los animales y los seres humanos