1

La “dama” se desliza en el profundo océano azul desde superficie hasta los 6.500 metros de profundidad unida en todo momento al barco por un cordón umbilical.