1
La rotación de la Tierra hace que el agua dulce derretida de las capas de hielo antárticas, se detecte profunda bajo el océano, más que subiendo hacia la parte superior del agua de mar más densa.