1
Agosto. Hace un calor mortal de necesidad y aquí algunos no vamos a oler la sal marina más allá de la que venden en el supermercado.