1
Los pulpos tienen un producto químico en su piel que hace que sus ventosas no se peguen.
2

Los cefalópodos tienen una vida muy breve, una memoria muy simple y son muy sensibles a los cambios en la acidez y temperatura del mar.

1

Esta especie cubrió su mayor marca en 1864 cuando se encontró un ejemplar en Escocia que llegó a medir 55 metros de longitud