2
La investigación reveló que a 15 ºC, el daño del ADN solo se elevó de manera significativa después de siete días, mientras que a 25 °C se observó una respuesta similar al cabo de tres días.