1
Corría el año 1975. Por aquel entonces, un jovencísimo Steven Spielberg decidía amargarnos las vacaciones playeras para siempre y marcaba el inicio de la era de los blockbusters. Tiburón resultaba un exitazo sin precedentes.