Descubren el posible origen del asteroide que acabó con los dinosaurios

impacto del asteroide que acabó con los dinosaurios

El cráter Chicxulub fue producido por un primitivo asteroide oscuro

Hace unos 66 millones de años un objeto estimado en 9,6 kilómetros de ancho se estrelló contra la Tierra, desencadenando una serie de eventos cataclísmicos que resultaron en la desaparición de dinosaurios no aviares.

Ahora, los científicos creen saber de dónde vino ese objeto.

Según una nueva investigación, el impacto fue causado por un primitivo asteroide oscuro gigante de los confines del cinturón de asteroides principal del sistema solar, situado entre Marte y Júpiter. Esta región alberga muchos asteroides oscuros: rocas espaciales con una composición química que las hace parecer más oscuras (que reflejan muy poca luz) en comparación con otros tipos de asteroides.

"Tenía la sospecha de que la mitad exterior del cinturón de asteroides - ahí es donde están los primitivos asteroides oscuros - puede ser una importante fuente de impactadores terrestres", dijo David Nesvorný, investigador del Southwest Research Institute en Colorado, quien dirigió el nuevo estudio. "Pero no esperaba que los resultados [fueran] tan definitivos", y agregó que esto podría no ser cierto para los impactadores más pequeños.

Las pistas sobre el objeto que puso fin al reinado de los dinosaurios no aviares se han encontrado previamente enterradas en el cráter Chicxulub, una cicatriz circular de 145 kilómetros de ancho en la península de Yucatán en México dejada por la colisión del objeto. El análisis geoquímico del cráter ha sugerido que el objeto impactante era parte de una clase de condritas carbonáceas, un primitivo grupo de meteoritos que tienen una proporción relativamente alta de carbono y probablemente se crearon muy temprano en la historia del sistema solar.

Con base en este conocimiento, los científicos han intentado previamente determinar el origen del impactador, pero muchas teorías se han desmoronado con el tiempo. Los investigadores habían sugerido anteriormente que el impactador provenía de una familia de asteroides de la parte interior del cinturón de asteroides principal, pero las observaciones de seguimiento de esos asteroides encontraron que no tenían la composición correcta.

Otro estudio, este publicado en febrero en la revista Scientific Reports, sugirió que el impacto fue causado por un cometa de largo período. Pero esa investigación ha sido criticada desde entonces, según un artículo de junio publicado en la revista Astronomy & Geophysics.

impacto del asteroide que acabó con los dinosauriosEn el nuevo estudio los investigadores desarrollaron un modelo informático para ver con qué frecuencia los asteroides del cinturón principal escapan hacia la Tierra y si esos fugitivos podrían ser responsables del accidente que acabó con los dinosaurios.

Simulando durante cientos de millones de años, el modelo mostró fuerzas térmicas y tirones gravitacionales de los planetas que lanzaban periódicamente grandes asteroides fuera del cinturón. En promedio, un asteroide de más de 6 millas de ancho desde el borde exterior del cinturón se lanzaba a un curso de colisión con la Tierra una vez cada 250 millones de años, encontraron los investigadores.

Este cálculo hace que tal evento sea cinco veces más común de lo que se pensaba anteriormente y consistente con el cráter Chicxulub creado hace solo 66 millones de años, que es el único cráter de impacto conocido que se cree que fue producido por un asteroide tan grande en los últimos 250 millones de años.

Además, el modelo analizó la distribución de los impactadores "oscuros" y "claros" en el cinturón de asteroides y mostró que la mitad de los asteroides expulsados eran condritas carbonáceas oscuras, que coincide con el tipo que se cree que causó el cráter de Chicxulub.

"Este es un artículo excelente", dijo Jessica Noviello, becaria de la NASA en el programa de gestión postdoctoral en la Asociación de Investigación Espacial de Universidades en el Centro de Vuelo Espacial Goddard, que no participó en la nueva investigación. "Creo que son un buen argumento de por qué [el impactador de Chicxulub] podría haber venido de esa parte del sistema solar".

Además de posiblemente explicar el origen del impactador del cráter Chicxulub, los hallazgos también ayudan a los científicos a comprender los orígenes de otros asteroides que han golpeado la Tierra en el pasado. Ninguno de los otros dos cráteres de impacto más grandes de la Tierra, el cráter Vredefort en Sudáfrica y la cuenca de Sudbury en Canadá, tienen orígenes conocidos del impactador. Los resultados también podrían ayudar a los científicos a predecir dónde podrían originarse los futuros grandes impactadores.

"Encontramos en el estudio que alrededor del 60% de los grandes impactadores terrestres provienen de la mitad exterior del cinturón de asteroides... y la mayoría de los asteroides en esa zona son oscuros/primitivos", dijo Nesvorný. "Así que hay un 60% (3 entre 5) de probabilidad de que el próximo venga de la misma región".

El estudio ha sido publicado en la edición de noviembre de 2021 de la revista Icarus: Dark primitive asteroids account for a large share of K/Pg-scale impacts on the Earth

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: