Clicky

El océano no es un lugar tranquilo

(0 Votes)
Buzo en una cueva submarina
Buzo en una cueva submarina

El sonido es esencial para la vida de los animales marinos

Durante mucho tiempo, los grandes exploradores oceánicos utilizaron la vista para revelar los secretos del medio marino, restando importancia a sus aspectos acústicos. De hecho, el océano se ha considerado durante mucho tiempo un lugar desprovisto de cualquier sonido.

Esta creencia se originó cuando Jacques-Yves Cousteau y sus compañeros produjeron un notable largometraje sobre el medio ambiente marino, The Silent World (El mundo silencioso). Los buzos a menudo parecen estar nadando a través de un tranquilo y silencioso universo, donde la comunicación entre los animales se realiza a través de pantallas visuales y química.

Vídeo: Tráiler del documental ‘Becoming Cousteau’, sobre la vida y obra de Jacques-Yves Cousteau.

Hoy, sin embargo, numerosos estudios subrayan la importancia del sonido para multitud de especies marinas. Los cetáceos (ballenas, delfines y marsopas) son excelentes oradores oceánicos, capaces de comunicarse a distancias superiores a los 2.000 kilómetros.

Incluso los animales más pequeños que viven en el fondo del mar, y que juegan un papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio de los ecosistemas, pueden comunicarse entre sí a través del sonido. "Estoy tratando de responder a esta pregunta como parte de mis estudios de doctorado en la Universidad de Quebec en Rimouski (UQAR). En última instancia, queremos saber si la contaminación acústica tiene efectos significativos en el comportamiento y la comunicación de los animales marinos", dice Thomas Uboldi.

El sonido es esencial para la vida de los animales marinos

Estudios recientes demuestran que el paisaje sonoro natural y los sonidos emitidos por los propios animales juegan un importante papel en la regulación de diferentes aspectos de la vida de los invertebrados marinos (animales sin esqueleto interno). Desde muy temprana edad, las diminutas larvas flotantes de mejillones, vieiras y ostras parecen estar influenciadas por el ruido presente en el entorno que las rodea.

Sorprendentemente, estas larvas parecen sentirse atraídas por los ruidos. Por ejemplo, es más probable que las larvas de ostra se establezcan en un entorno expuesto a los sonidos producidos por sus congéneres, ya que los sonidos son un excelente índice de lugares propicios para la vida.

El sonido también sigue siendo un aspecto fundamental para la supervivencia de los animales en la edad adulta y para su reproducción. Algunas especies de moluscos pueden percibir su paisaje acústico para sincronizar su desove estacional y aumentar las posibilidades de fertilización.

Para los crustáceos, los estudios sugieren que las langostas europeas macho producen zumbidos durante los encuentros competitivos a través de vibraciones de baja frecuencia del caparazón para repeler a los competidores. Esta estrategia de comunicación, adoptada por diferentes especies marinas y terrestres para anunciar su presencia a los adversarios, les ayuda a evitar confrontaciones físicas potencialmente costosas y dañinas.

langosta

Imagen: Las langostas emiten zumbidos para evitar choques físicos con posibles competidores.

Los invertebrados marinos también pueden utilizar los sonidos para advertirse entre sí del peligro, como un depredador. El aleteo de las valvas de una vieira que huye y el golpeteo rítmico de una babosa de mar contra el fondo de la concha pueden ser señales de advertencia. Cuando un pulpo ataca a una langosta, trata de disuadir al atacante emitiendo ruidos intimidantes.

Contaminación acústica en los océanos: un gran desafío

El agua es un medio excelente para la propagación del sonido, mucho mejor que el aire, por lo que es realista pensar que la gran mayoría de los animales marinos obedecen las señales sonoras. Hasta ahora, este fenómeno se ha pasado en gran medida por alto, en gran parte porque muchos sonidos del océano siguen siendo inaudibles para nuestros oídos. El cangrejo, sin embargo, puede percibir el fondo marino como una larga sucesión de diferentes ruidos.

Muchas preguntas aún quedan sin respuesta por el momento, pero el progreso tecnológico ayudará a los científicos a descubrir otras maravillas que el océano aún mantiene en secreto.

Una cosa es cierta: las actividades humanas han introducido la contaminación acústica en el medio ambiente marino, y los organismos deben encontrar formas de adaptarse a este cambio. La construcción de nuevas infraestructuras y el transporte de mercancías son cada vez más fuentes de contaminación acústica en nuestros mares.

En el Extremo Norte, a medida que el hielo marino se derrita y se abran nuevas rutas comerciales, se crearán nuevos paisajes acústicos. Será necesario evaluar sus efectos sobre la fauna local.

Los científicos ya han demostrado que la fisiología y el comportamiento de los animales se ven afectados por la degradación de su paisaje sonoro natural. Muchas especies son extremadamente sensibles al ruido antropogénico (producido por el hombre), que cubre frecuencias fácilmente perceptibles por los invertebrados marinos.

Sabiendo que el uso del sonido en el medio marino está mucho más extendido de lo que se pensaba, es fundamental comprender las consecuencias de un aumento de la contaminación acústica en nuestros océanos, y se debe limitar el ruido más nocivo para la vida para que los muchos habitantes del océano pueden volver a su habitual paisaje sonoro.

Este artículo se vuelve a publicar desde The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original en inglés: "The ocean is not a quiet place".

Imagen de cabecera: El sonido del medio marino ha sido subestimado, principalmente porque no es audible para el oído humano.

Etiquetas: RuidoOcéano

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: