Por qué Noruega tiene tantos fiordos

fiordo de Geiranger
Los fiordos son largas y sinuosas ensenadas costeras con empinados lados, como el fiordo de Geiranger en Noruega.

Fueron esculpidos a lo largo de muchas edades de hielo

Noruega es conocida por sus impresionantes fiordos: largas y sinuosas ensenadas costeras con empinadas paredes. No es de extrañar que estas características geológicas, que están llenas de agua cristalina y a menudo bordeadas de escarpados acantilados, encabezan tantos anuncios turísticos.

Aunque se encuentran fiordos a lo largo de las costas de todo el mundo, desde Alaska hasta Escocia y Nueva Zelanda, Noruega tiene más de 1.000 que son lo suficientemente importantes como para tener nombre, según la junta oficial de turismo del país. Entonces, ¿Por qué hay tantos fiordos en Noruega?

"Los fiordos son producto de repetidos ciclos glaciales y glaciaciones a escala de capas de hielo", dijo Anna Hughes, paleoglacióloga de la Universidad de Manchester en el Reino Unido.

Al igual que otros lugares con fiordos, la ubicación geográfica de Noruega la ha puesto en el camino de muchos ciclos de glaciación desde el comienzo del período Cuaternario, hace unos 2,6 millones de años. El más reciente de estos ciclos, que tuvo lugar hace aproximadamente 120.000 a 11.700 años, a veces se denomina coloquialmente "edad de hielo", pero es sólo una de muchas edades de hielo.

fiordo de Lysefjorden

Imagen: Amanecer en el Preikestolen, o "Púlpito", en Lysefjorden, uno de los más de 1.000 fiordos de Noruega.

Aunque las capas de hielo pueden parecer estáticas, en realidad son bastante dinámicas. "El hielo fluye y se mueve desde los puntos altos a los puntos bajos, ya sea a través de su propia deformación interna o también puede deslizarse con los sedimentos subyacentes", dijo Hughes.

Su movimiento arrastra las rocas que se encuentran debajo, desgastando el sedimento o el lecho rocoso que se encuentra debajo. Con el tiempo, tallan valles en forma de U. Cuando uno de estos empinados valles se forma a través de un glaciar que desemboca en el océano, el agua de mar se precipita hacia él a medida que el glaciar se derrite. Esta formación se conoce como fiordo.

Se necesitan muchos ciclos de avance y retroceso de los glaciares para crear fiordos profundos como los que se ven en Noruega. "Una vez que se creen los valles en forma de U, serán un embudo para el hielo en futuras glaciaciones; en cierto modo se propagan una vez que existen", dijo Hughes. Entonces, un fiordo que comienza a formarse en un ciclo glacial crecerá en el siguiente, a medida que el hielo continúa formando surcos más profundos en los mismos lugares.

Técnicamente, los fiordos pueden formarse en cualquier lugar donde los glaciares se encuentren con el océano. Los valles glaciares que no tienen una salida marina se convierten en características diferentes, como los lagos Finger en Nueva York, que tienen una forma similar, con lados profundos y empinados, dijo Jason Briner, geólogo de la Universidad de Buffalo.

Pero no todas las costas cubiertas de glaciares tienen el mismo número de fiordos, ni tampoco fiordos igualmente impresionantes.

"El lugar donde se forman [los fiordos] se relaciona mucho con la geología que existía allí antes del período Cuaternario", dijo Briner.

Por ejemplo, aunque un lecho de roca más blando puede parecer más fácil de tallar, el lecho de roca subyacente debe tener "integridad estructural" para formar un fiordo con alto relieve, dijo Briner. Lo compara con cortar un bloque de queso cheddar versus un bloque de queso feta desmenuzable: el primero mantiene su forma, mientras que el segundo se deshace. El duro lecho de roca ígnea a lo largo de la costa noruega es perfecto para formar fiordos con altas y empinadas paredes.

fiordo de Geiranger

Imagen: El fiordo de Geiranger

En otros lugares, como partes de la costa de la Columbia Británica, "todavía hay fiordos, pero el relieve no es tan grande porque la geología que existía allí tiene un carácter diferente", añadió Briner.

La costa occidental de Noruega es también un límite de placas tectónicas, donde la corteza continental se encuentra con la corteza del fondo oceánico. "Donde se encuentran los fiordos más espectaculares es donde la capa de hielo fluye desde el continente hacia el océano", dijo Briner. "Esa gruesa corteza continental junto a la delgada corteza oceánica crea una situación en la que el hielo se está desprendiendo, como al bajar una escalera".

La vecina Suecia también ha sufrido fuertes glaciares, pero sólo tiene unos pocos fiordos. Durante la mayoría de los períodos glaciales del último millón de años, Suecia ha estado en medio de una capa de hielo, no en el borde. En esta parte de la capa de hielo, el hielo no estaba tan limitado por la topografía como las montañas mientras fluía, dijo Hughes. El hielo irradió hacia Finlandia y Rusia, en lugar de fluir hacia el océano y tallar fiordos.

Entonces, si bien Noruega no puede reclamar la propiedad exclusiva de los fiordos, su irregular y escarpada costa es un testimonio de la fuerza de los glaciares que la moldearon.

Etiquetas: FiordoNoruega

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo