updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Los bosques de manglares se están quedando sin barro

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

bosque de manglar

Las presas están dejando a los manglares peligrosamente cortos de tierra

Entra dentro de un bosque de manglares y es probable que tus pies desaparezcan a medida que se hunden en el barro; el mejor consejo es mantenerse en movimiento. Como los árboles costeros crecen en agua salada, los manglares parecen inseparables del barro. Pero un nuevo estudio advierte de que algunos de estos bosques costeros no son lo suficientemente fangosos. Tierra adentro presas obstaculizan el flujo de sedimentos aguas abajo, una escasez de tierra que podría significar que, debido a la subida del nivel del mar, muchos manglares pueden desaparecer pronto bajo las olas.

Alrededor del mundo millones de personas dependen de los manglares. Los árboles sustentan la preciada pesca, proporcionan madera y leña para combustible y ayudan a proteger las costas de la erosión. Pero los manglares se enfrentan a muchas amenazas. La mayor, a nivel mundial, es la destrucción de manglares para construir granjas de camarón y otros desarrollos costeros. Pero ahora, por primera vez, los investigadores han demostrado que el futuro de los manglares también puede depender del flujo de lodo.

Cuando se dejan correr libremente los ríos barren agua fangosa hacia la costa. Las enredadas raíces de los manglares atrapan el sedimento en suspensión, añadióndolo a la tierra. Así que, cuando una presa cercena un río y corta el sedimento, ahoga al bosque de un suministro de reposición de tierra.

manglares estudiados en el Indo-PacíficoUn equipo de investigación dirigido por Cath Lovelock de la Universidad de Queensland, Australia, combinó métodos de alta y baja tecnología para mostrar el efecto de las represas sobre los bosques de manglar. A partir de imágenes de satélite, Lovelock y su equipo midieron el color y la turbidez de las aguas costeras de todo el Océano Índico y Pacífico. Los investigadores también se pusieron verdaderamente fangosos. Analizando 27 sitios en Vietnam y el sur de Australia, clavaron postes de metal en el suelo y los fijaron hasta la roca madre. Desde finales de 1990 en adelante, y durante un máximo de 16,5 años, caminaban de regreso a través del barro para medir los cambios en los niveles de suelo.

"Medimos estas cosas con una regla", dice Lovelock.

Encontraron que contra más turbia el agua, más rápido se acumulan verticalmente los suelos de los manglares: ninguna gran sorpresa. El problema, dice Lovelock, es que el 69 por ciento de los sitios estudiados reciben barro insuficiente para elevar los suelos lo suficientemente rápido como para superar la subida del nivel del mar. A menos que el suelo se reponga continuamente, las raíces de mangle pasan demasiado tiempo sumergidas en el agua. Allí se quedan sin oxígeno y eventualmente mueren.

Los bosques de manglares se están quedando sin barro

"Luego preguntamos, ¿esto realmente importa?", dice Lovelock. El equipo quería saber cuánto tiempo pasaría antes de que los bosques de manglares que estudiaron quedaran completamente ahogados. Sus datos sugieren que hacia 2070 grandes áreas de manglares del Indo-Pacífico se perderán por el crecimiento de los mares. Sobre la base de un modelo de computadora que combina sus datos con varios factores, incluyendo proyecciones del futuro aumento del nivel del mar, se encontraron con sitios vulnerables con bajos suministros de sedimentos en Indonesia, Filipinas, Sri Lanka y las Islas Salomón.

Emily Pidgeon, con la organización no lucrativa Conservación Internacional, sabe bien cómo son de importantes los manglares para muchas personas. Ella trabaja con una comunidad en una provincia de Indonesia, Papúa Occidental, que ella dice "basa sus medios de vida, la economía, y gran parte de su cultura alrededor de los manglares". La gente come y vende cangrejos de manglar, y construye casas de madera de mangle. La pérdida de estos árboles sería poner de cabeza toda una forma de vida.

Los manglares, sin embargo, no están sólo amenazados por el aumento del nivel del mar. Una compleja mezcla de fuerzas antropogénicas ya está afectando a algunos bosques de manglares. En la desembocadura del río Chao Phraya de Tailandia, las represas han reducido el flujo de sedimentos en un 80 por ciento. La extracción de agua subterránea está causando el hundimiento, y desarrollos humanos están bloqueando el camino para que los manglares se desplacen de forma natural hacia el interior. El resultado es la pérdida de manglares a lo largo de kilómetros de costa.

El problema es complejo y se extiende mucho más allá de los propios manglares.

"Tenemos que mirar a todo el sistema y no sólo las piezas", dice Pidgeon. Y mientras que los sedimentos juegan su parte, la situación se enturbia aún más cuando entra en juego la política. "Ayudar a los gobiernos a entender esto es probablemente uno de los más grandes desafíos".

Artículo científico: The vulnerability of Indo-Pacific mangrove forests to sea-level rise