Se han encontrado miles de misteriosos agujeros en el fondo del océano frente a la costa californiana

agujeros en el fondo de la costa de California

Tienen un promedio de 11 metros de diámetro y un metro de profundidad

Hay un misterio acechando en el Océano Pacífico, cerca de la costa de Big Sur, California. Un estudio subacuático descubrió miles de pequeñas grietas redondas extraídas del sedimento blando del fondo marino.

Si bien no está claro cómo se formaron los agujeros, parecen haberse vuelto rápidamente populares entre las criaturas del fondo marino como refugios deseables.

Investigadores del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI) encontraron aproximadamente 15.000 de estos agujeros, con un promedio de 11 metros (36 pies) de diámetro y un metro (3 pies) de profundidad.

Se descubrió que el treinta por ciento de estas hendiduras contenía basura humana, junto con peces y otras criaturas marinas que usan esa basura como hábitat.

El descubrimiento se realizó como parte de una encuesta para estudiar características subacuáticas llamadas marcas de viruela (pockmarks en inglés). Estas también son depresiones en el fondo marino, pero son algo más grandes, con un promedio de 175 metros (574 pies) de ancho y cinco metros (16 pies) de profundidad.

Estas marcas aparecen en el sonar montado en el barco, por lo que se conocen desde una encuesta de sonar de 1999. Hay más de 5.200 de ellas repartidas en 1.300 kilómetros cuadrados (500 millas cuadradas) de fondo marino cerca de Big Sur. Lo que las causa también es desconocido; y, dado que el área se está considerando para un parque eólico en alta mar, se requirió una mayor investigación.

parque eólico previsto en California

Si, por ejemplo, los agujeros son causados por gases como el metano debajo del fondo marino que burbujea y deja una depresión a su paso, una de las principales teorías, podría afectar la colocación de las turbinas eólicas.

Entonces, el equipo de MBARI puso a funcionar sus vehículos submarinos autónomos, equipados con dispositivos de sonda. No encontraron evidencia de metano; de hecho, parece que las marcas han estado inactivas por más de 50.000 años.

Pero, en los datos devueltos por los robots, los investigadores vieron otros agujeros, demasiado pequeños para ser detectados por el sonar montado en el barco, pero ahora claramente visibles. Por lo tanto, enviaron vehículos operados a distancia (ROV) equipados con cámaras para una mirada más cercana.

El equipo llama a los agujeros 'micro-depresiones' (para diferenciarlos de las marcas más grandes). Estas microdepresiones parecen ser mucho más jóvenes que las marcas, y tienen lados más pronunciados. También tienen "colas" de sedimentos, que parecen estar orientadas en la misma dirección en muchas áreas.

Además de la basura que se encuentra en estas depresiones, el 20 por ciento contenía otras cosas: piedras, abrazaderas de algas (Holdfast en inglés) y un cráneo de ballena, pero el sedimento alrededor de los agujeros estaba vacío.

El equipo también piensa que los animales que residen en la basura podrían estar ayudando a tallar las microdepresiones aún más profundamente.

agujeros en el fondo de la costa de California

"Se presume que los objetos observados dentro de las microdepresiones, como la basura y las rocas, han sido transportados por abrazaderas de algas o arrojados por la borda por un barco", escriben los investigadores en su resumen.

"La presencia de estos objetos proporciona micro hábitats para los peces, que se observaron comúnmente en inmersiones en ROV que agitan el sedimento de grano fino, que luego es arrastrado por las corrientes del fondo marino, contribuyendo aún más a tallar los agujeros erosionados que quedan atrás. Estas observaciones implican que la basura marina es al menos en parte responsable de aproximadamente 4.500 de los 15.000 agujeros y proporciona algunas pistas sobre cómo se crean las microdepresiones".

vida marina en los agujeros de la costa de California

Para reconstruir los posibles eventos de secuencia, podría ser un poco así: algo, ya sea un cráneo de ballena o una pequeña colección de basura, se asienta en el fondo marino. La vida marina se muda y se hace su casa; su movimiento patea el sedimento hacia arriba y afuera, cavando una pequeña grieta en el fondo del mar.

Es solo una hipótesis, y no tiene en cuenta las microdepresiones que no parecen tener ningún objeto. Pero, según los investigadores, sabemos que las microdepresiones no son marcas recientes, porque son morfológicamente distintas de los agujeros más grandes. Además, no encontraron evidencia de actividad de gas en el fondo marino.

"En general, se necesita mucho más trabajo para comprender cómo se formaron todas estas características, y este trabajo está en progreso", dijo la científica marina de MBARI Eve Lundsten.

La investigación se presentó en la reunión de otoño de 2019 de la Unión Geofísica Americana: Commingled Seafloor Pockmarks and Micro Depressions Offshore Big Sur, California

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.