Pruebas de geoingeniería oceánica violan la convención de la ONU

tortuga en la Gran Barrera de Coral

La Campaña Manos Fuera de la Madre Tierra insta a "oponerse enérgicamente" a los proyectos de geoingeniería marina

Los esquemas experimentales de geoingeniería para proteger áreas como la Gran Barrera de Coral de Australia están "distrayendo tecnofixes" que violan una moratoria internacional sobre los proyectos tecnológicos en gran parte no probados, dijo el lunes una coalición de casi 200 grupos ambientalistas.

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, la Campaña Manos Fuera de la Madre Tierra (HOME) instó a las comunidades y gobiernos a "oponerse enérgicamente" a los proyectos de geoingeniería marina que, según dijo, podrían poner en peligro los ya vulnerables ecosistemas marinos de la Tierra.

Hasta el 90 por ciento del exceso de calor producido por la quema de combustibles fósiles por la humanidad es absorbido por los océanos del mundo.

Y a medida que los niveles atmosféricos de gases de efecto invernadero continúan aumentando a pesar del acuerdo climático de París de 2015, los científicos y la industria están buscando formas de tratar de mitigar el daño causado por la subida de las temperaturas utilizando la tecnología.

Uno de esos planes, que comenzó los experimentos preliminares el mes pasado, consiste en rociar billones de microscópicos cristales de sal en el aire sobre la Gran Barrera de Coral.

Sus defensores esperan que la sal se mezcle con nubes de baja altitud, haciéndolas más brillantes y capaces de reflejar más luz solar lejos del arrecife.

geoingeniería de nubesPero HOME dijo que el proyecto contraviene una moratoria de 2010 de las Naciones Unidas sobre geoingeniería oceánica.

"Los geoingenieros están haciendo caso omiso a la moratoria global acordada en la ONU", dijo Silvia Ribeiro del Grupo ETC que monitorea los proyectos.

"El potencial para versiones a gran escala de estos proyectos, impulsados por la motivación de la industria de combustibles fósiles para seguir extrayendo, vendiendo y quemando, plantea un peligro claro y presente para nuestros océanos".

Los arrecifes de coral, que cubren menos del uno por ciento de la superficie del océano pero soportan una cuarta parte de las especies marinas, son especialmente vulnerables al calentamiento de las aguas.

Los recientes picos en las temperaturas de la superficie del mar tropical y subtropical, magnificadas por un El Niño especialmente potente, han desencadenado un blanqueamiento masivo de corales sin precedentes, que afecta al 75 por ciento de los arrecifes mundiales.

'Peligroso precedente'

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático emitió en 2018 su histórico informe sobre los objetivos de temperatura del acuerdo de París: "muy por debajo" de dos grados Celsius (3.6 Farenheit) por encima de los niveles preindustriales y si es posible un límite de 1.5°C.

Encontró que a 1.5°C más caliente, probablemente morirán más del 70 por ciento de los arrecifes de coral de la Tierra; a 2°C, eso aumenta al 99 por ciento.

HOME dijo que la prueba de la Gran Barrera de Coral establece un "nuevo peligroso precedente" y no toma en cuenta la causa subyacente de la subida de las temperaturas oceánicas y el blanqueamiento de los corales: las emisiones de combustibles fósiles.

"Para abordar realmente el cambio climático, necesitamos serios recortes en las emisiones de CO2, no distraer con los tecnofixes", dijo Louise Sales del Proyecto de Tecnología Emergente de Friends of the Earth Australia.

Otros proyectos de geoingeniería marina que actualmente están siendo probados incluyen la inyección de microburbujas de vidrio en hielo marino en Alaska y Canadá con la esperanza de que reflejen más luz solar.

geoingeniería en el hielo marino

Imagen: experimento de microburbujas de vidrio en formaciones de hielo marino (destinadas a desviar la luz solar del hielo)

Ese proyecto ya ha sido rechazado por grupos indígenas.

En aguas frente a las costas de Chile y Perú, una empresa ha comenzado un proyecto de fertilización oceánica destinado a promover el crecimiento del plancton que consume dióxido de carbono absorbido por el océano.

HOME dijo que a gran escala la técnica amenazaba con crear "zonas muertas" de agua desoxigenada sin vida.

"Estos experimentos violarían la moratoria internacional, y la evidencia científica indica que los riesgos e impactos superan con creces los supuestos beneficios", dijo Samuel Leiva de Terram, una ONG chilena.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar