La COVID-19 ayuda a comprender los impactos humanos en los organismos marinos

tiburón blanco durante la Covid-19

Tecnología de seguimiento acústico para analizar el impacto del comportamiento humano en los ecosistemas marinos

Un equipo de 22 científicos ha utilizado en un nuevo estudio datos del Sistema Integrado de Observación Marina (IMOS por sus singlas en inglés) para rastrear los movimientos de organismos marinos durante el confinamiento por la COVID-19, que revela el impacto de las actividades humanas en las especies marinas en aguas australianas.

Con el buceo en jaulas de tiburones como estudio de caso, el equipo de investigación, dirigido por el profesor asociado Charlie Huveneers de la Universidad de Flinders, monitoreó los movimientos y la residencia de dos especies marinas, tiburones blancos y jurel cola amarilla, durante un período de 51 días durante la pausa más larga durante más de 20 años en la actividad de buceo en jaulas en las islas Neptuno cerca de Port Lincoln.

"Las diversas restricciones a los movimientos humanos han llevado a una pausa global sin precedentes en las actividades antropogénicas, brindando una oportunidad única para evaluar el impacto humano en los sistemas biológicos", dice el profesor asociado Huveneers.

Gracias al programa de monitoreo continuo de la industria del buceo en jaulas con tiburones blancos, se registraron los movimientos y la residencia de los tiburones blancos marcados y el jurel cola amarilla utilizando receptores acústicos desplegados en todas las islas Neptuno.

"Nuestro estudio mostró que los movimientos del jurel cola amarilla se redujeron cuando estaban ausentes los botes de buceo en jaulas en comparación con los períodos de operaciones turísticas estándar. Los tiburones blancos, por otro lado, no parecieron afectados por la interrupción de las actividades turísticas".

"Si bien esto podría sugerir que la pausa de 51 días en el turismo no es suficiente para que el tiburón blanco vuelva a su comportamiento anterior al turismo, también puede deberse a las actuales regulaciones que garantizan que la industria del buceo en jaulas tenga un impacto mínimo en la residencia del tiburón blanco".

"Este estudio muestra cómo se puede utilizar el rastreo acústico para analizar si se han visto afectados los organismos acuáticos por cambios en las actividades antropogénicas durante la COVID-19 o, más ampliamente, cómo se puede utilizar el rastreo acústico para cuantificar los efectos a corto plazo de las perturbaciones humanas en el movimiento de los animales".

La red IMOS Animal Tracking Facility despliega y mantiene una variedad nacional de receptores acústicos ubicados estratégicamente en aguas alrededor de Australia para detectar y rastrear animales marcados.

El profesor Rob Harcourt, líder de la instalación IMOS Animal Tracking Facility, Sydney Institute of Marine Science, dice que este estudio destaca la importancia crítica de mantener series de tiempo, ya que solo entonces podremos revelar los efectos de eventos imprevistos hasta ahora, como la COVID, en nuestros frágiles ecosistemas marinos.

jurel de cola amarilla

La directora ejecutiva del Instituto de Ciencias Marinas de Sydney, la profesora Martina Doblin, dice que el estudio ilustra maravillosamente la utilidad de las series de tiempo a largo plazo de movimientos de especies recopilados en toda Australia por la Instalación de Seguimiento de Animales IMOS, con sede en el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney.

"Al entrar en el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible, estos conjuntos de datos y programas de seguimiento completos serán fundamentales para mejorar el conocimiento y la gestión de los ecosistemas marinos, tanto a nivel nacional como mundial".

El profesor asociado Huveneers dice que los datos proporcionarán importante información sobre cómo se puede incorporar la tecnología de seguimiento acústico para analizar el impacto del comportamiento humano en los ecosistemas marinos.

"Solo con la existencia de una robusta infraestructura de monitoreo a largo plazo como IMOS podemos desentrañar la compleja interacción entre los impactos a largo plazo, como el cambio climático, el desarrollo costero, pesca comercial e impactos agudos a corto plazo, como contaminación acústica, olas de calor, estudios sísmicos y derrames de petróleo, que pueden impulsar cambios en los sistemas".

"Nuestra hoja de ruta de seguimiento es aplicable a nivel mundial y ayudará a los investigadores a diseñar estudios para evaluar cómo pueden afectar las actividades antropogénicas el movimiento y la distribución de los animales durante interrupciones regionales, a corto plazo e inesperadas, como la pandemia de COVID-19".

Los hallazgos ha sido publicados en la revista científica Biological Conservation: The power of national acoustic tracking networks to assess the impacts of human activity on marine organisms during the COVID-19 pandemic

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: